Acogiendo con beneplácito a OpenIndiana

Leyendo el DistroWatch Weekly, número 373, de ayer, lunes 27 de septiembre del 2010, me encontré con una de esas interesantes entrevistas, pruebas, conclusiones que todos los lunes ofrece Jesse Smith con estos boletines semanales.

Antes los traducía completamente, pero dado que estoy siguiendo a DistroWatch, amén de comunicados que sobre nuevas liberaciones me llegan desde sus propios desarrolladores; he considerado abstracto y repetitivo el estar traduciendo completamente el boletin. Así que lo voy leyendo, y voy destacando de él esas partes « jugosas ».

Me encontré con un artículo de Jesse Smith, titulado en inglés « Welcoming OpenIndiana« , en el que habla de este sistema operativo, del que ya habláramos antes, y que se presenta como un sucesor de OpenSolaris.

Luego de explicarnos las razones por las cuales Solaris es un sistema operativo que lleva en su corazón, realiza unas consideraciones a propósito de este trabajo « en curso » que se esta realizando, luego pasará a una serie de pruebas, y terminará por brindarnos sus conclusiones.

Los amantes de OpenSolaris y ahora de OpenIndiana, no van a estar muy contentos, especialmente con las conclusiones, pero de todas formas, Jesse Smith, siempre es muy exigente en sus pruebas y conclusiones, y… OpenIndiana esta recién al comienzo del camino, no es para desalentar a nadie, y al fin y al cabo, Jesse Smith ¡no es Dios tampoco!.

Para los curiosos que no conocen OpenIndiana, para quienes lo conocen y lo defienden, el artículo es interesante, los dejo con él, y les deseo una ¡buena lectura! :-)

OpenSolaris tiene un lugar especial en mi corazón.Fue mi primera experiencia con UNIX, en esos días de escuela, cuando volvía a mi casa, y Yo, posiblemente no me hubiera involucrado tanto con la comunidad Linux si no hubiera estado buscando una versión libre de « esa cosa llamada UNIX » con la que pudiera poner en práctica mi shell scripting en el hogar. Me emocioné cuando Sun anunció que iba a liberar OpenSolaris a la comunidad, aunque ya hubieran pasado algunos años y fuera muy tarde para mi. Y me decepcioné mucho cuando, a principios de este año, Oracle ejecutó a OpenSolaris. Pero, y afortunadamente para los fans de Solaris, OpenIndiana, ha recuperado los restos de Sun, y en donde éste había quedado, continúa el camino. Desde febrero que tenía muchas ganas de probar una nueva versión de OpenSolaris pues estaba anunciada para esta fecha, por ello, me apuré a grabar mi versión de OpenIndiana, en desarrollo, build 147.

Instalación y soporte de hardware

Antes de entrar en el contenido del DVD, en primer lugar, quisiera decir que el sitio web del proyecto es un trabajo en progreso. Muchas páginas todavía no están publicadas, y el sitio es una introducción al proyecto y una página de descargas.Sin duda, todo esto ser irá llenando con el tiempo, pero por ahora, el sitio web es un sitio de descubrimientos. ¿Aprenderemos en esas pocas páginas que OpenIndiana esta trabajando con el proyecto Illumos para lograr un fork binario compatible con OpenSolaris. O lo que era OpenSolaris. El mantenimiento de una compatibilidad binaria que permitirá a los usuarios probar libremente sus sistemas y software con OpenIndiana antes de aventurarse con un producto oficial de Solaris?.

La descarga de OpenIndiana es un CD de instalación de 870 Mb para ser grabada en un DVD. El DVD comienza con un menú de arranque GRUB (legacy) que permite al usuario arrancar el entorno real, arrancar con el driver vesa o en una consola en modo texto. El menú también ofrece las opciones para el funcionamiento de un lector de pantalla o un magnificador o lente de aumento. Luego que una opción ha sido seleccionada, el sistema interroga al usuario sobre su teclado y el idioma preferido.Luego, con un golpe rápido a la pantalla login o identificador o inicio de sesión, el sistema vuelve a preguntar por el idioma elegido. Finalmente llegamos a un hermoso ambiente de escritorio azul GNOME 2.30. Con el menú de las aplicaciones, la barra de inicio rápido y el reloj en la parte superior de la pantalla, asi como el conmutador de tareas que se encuentra en la pantalla borde inferior. En el escritorio se encuentran los íconos para la utilidad de control de dispositivos, un editor de particiones, el programa de instalación y Firefox. Siento que el programa controlador de dispositivos merece una muy especial mención.

Cuando se arranca por primera vez, el escritorio de OpenIndiana, realiza una comprobación del estado de los drivers de dispositivos; y, si hay un problema, lo hace saber con un discreto aviso que aparecerá en la esquina de la pantalla. La apertura de esta utilidad de controlador de dispositivos, mostrará una bien lograda lista (bien detallada) de los dispositivos de nuestro hardware en el sistema, todos y cada uno de ellos, con su respectivo Icono. Cuando hay dispositivos de los cuales el sistema operativo no tiene los drivers correspondientes, estos aparecen señalados con color rojizo.¿Hay que tener o saber, la ubicación o conocer el driver apropiado para darle a este la ubicación adecuada así OpenIndiana proceda a instalarlo?. Este es un proceso tan conveniente, tan práctico, sencillo y fácil de utilizar, que pienso que debería convertirse en una característica estandard en todos los sistemas operativos de software libre. Queda definitivamente eliminado el trabajo de tener que adivinar, de tener que hacer esas fases de pruebas, para saber si un sistema operativo funcionará o no en una máquina.

Por ejemplo, la utilidad ha encontrado un módem (ya hace mucho tiempo fuera de uso) para el cual no disponía de un driver. Todo lo demás, en el escritorio (2.5 GHz CPU, 2 Gb de RAM, tarjeta o carta vídeo NVIDIA) trabajó. Mi laptop HP (dual-core 2 GHz CPU, 3 Gb de RAM, tarjeta o carta vídeo Intel) se manejó bien, también. Sin embargo, la utilidad me ha dejado saber que mi tarjeta inalámbrica de red no estaba soportada. La mayoría de las otras cosas, tales como sonido, resolución de pantalla y la red, funcionaron bien, sin ningún problema. En cuanto a mi touchpad, maneja los taps y los clicks, pero en la configuración por defecto, no se puede hacer scroll — al revés del orden natural de las cosas. El usuario dispone de la utilidad que le permite enviar su perfil de hardware, algo similar a lo que propone Smolts de Fedora para las máquinas Linux. Envié el perfil de hardware de mi máquina de escritorio, pero la utilidad debe estar fuera de fecha, debido a que me respondió que el hardware había sido enviado a Sun. Yo me pregunto ¿dónde terminó mi lista de hardware?.

Lo siguiente es el instalador del sistema. Lo primero que le pide al usuario hacer es gestionar sus particiones. En comparación con otros instaladores gráficos (y unos pocos instaladores basados en texto) la herramienta de particionamiento que propone OpenIndiana me pareció un poco pobre, siendo más fácil para mi utilizar GParted para dividir el disco antes de utilizar el instalador. A continuación se le pregunta al usuario sobre su zona horaria y su idioma preferido (esta es la tercera vez que se me solicitó elegir el idioma preferido, desde el arranque del sistema). En la pantalla siguiente, se procede a la creación de una cuenta usuario que nos informa dispone de privilegios de administrador. Acto seguido, el programa de instalación procede a copiar los archivos necesarios y al final de todo reinicia el sistema.

OpenIndiana dev-146 - herramientas de administración (La imagen a tamaño completo: 625kb resolución, 1280x1024 píxeles)
OpenIndiana dev-146 - herramientas de administración (La imagen a tamaño completo: 625kb resolución, 1280x1024 píxeles)

La primera impresión y programas de aplicaciones

OpenIndiana no se inicia rápidamente. La primera vez que se inició el sistema, luego de su instalación, el sistema tomó cinco minutos en llegar hasta la pantalla de inicio de sesión. En arranques posteriores, el sistema se fue optimizando. Pero, si lo comparamos con los sistemas operativos Linux, el sistema se arrastra todavía. Luego de entrar me encontré que el sistema instalado es similar al Live en el DVD. Aunque, sin los íconos en el escritorio. Hurgando un poco, encontré una información sobre el sistema (una vez en funcionamiento) y no era tan lento como pesado. Se ejecuta en una máquina física con 2 Gb de RAM, y en esa configuración OpenIndiana trabajó bastante bien. En cambio, cuando traté de correrlo en una máquina virtual con un 1 Gb de memoria, hubo un enorme descenso en la capacidad de respuesta. Creo que un de las mayores causas de esta exigencia de recursos viene del sistema de archivos, ZFS, que esta muy bien integrado en el sistema. OpenIndiana dispone de algunas GUI como interfaz gráfica de las herramientas de administración de ZFS, y al explorador de archivos se le ha incorporado un acceso rápido al archivo de snapshot del sistema. Al utilizar OpenSolaris, el año pasado, tuve problemas de estabilidad con esta función de snapshot, pero en esta ocasión, no he encontrado ningún problema.

El menú de aplicaciones es el centro de este sistema operativo que viene en un DVD, vienen incluidas tanto Firefox (3.6.8), Thunderbird, Pidgin, Rhythmbox, Totem para la reproducción de vídeos, GParted y Java. También encontramos la habitual colección de aplicaciones, que incluyen un editor de textos, un archivador de ficheros, un grabador de CD/DVD, un visor de documentos y los programas de accesibilidad. Lo que no se encuentra en el sistema, son los codecs multimédia y flash. En cambio, cuando un usuario intenta abrir un archivo multimédia, aparece un asistente que le ayuda encontrar el codec adecuado, y le propone un sitio para que lo adquiera. A mi manera de ver, los precios me parecieron demasiado elevados, y dependiendo la región del mundo en la que se encuentre el usuario, hasta innecesario todo eso.

Tuve algunas sorpresas con lo que no estaba ofrecido en el menú. Toda vez que OpenIndiana es una rama de OpenSolaris que a su vez fuera dirigido por Sun Microsystems, yo me esperaba ver en él una plataforma que sirva para mostrar los resultados y las bondades de otras (ex) tecnologías de Sun. Por ejemplo, no estaba OpenOffice (ni en el menú, ni en el gestor de paquetes); y, a pesar que Java viene pre instalado, no se encuentran las herramientas que le van asociadas. De la misma manera que no he encontrado una copia de VirtualBox. De hecho, cuando se ejecuta VirtualBox, OpenIndiana no se integra con el sistema operativo anfitrión, al menos no de la misma manera que se hace con otros sistemas operativos, tales come Linux. En mi opinión, creo que es una lástima que no se haya realizado mas trabajo al respecto, pues hubiera sido interesante incorporar estos proyectos a la plataforma. Creo que aquí, Sun y Oracle, perdieron una oportunidad de demostrar lo que se puede lograr.

dev OpenIndiana-146 - la búsqueda de paquetes (La imagen a tamaño completo: 717kb resolución, 1280x1024 píxeles)
dev OpenIndiana-146 - la búsqueda de paquetes (La imagen a tamaño completo: 717kb resolución, 1280x1024 píxeles)

Lo expresado anteriormente no quiere decir que no haya buenas herramientas incorporadas en OpenIndiana. Hay aplicaciones que poseen interfaces muy agradables para el manejo de los archivos de base, la gestión de usuarios y la gestión de paquetes. En su mayor parte, estas aplicaciones responden plenamente a las expectativas de un usuario de BSD o Linux de escritorio. Me gusta su diseño y encuentro al sistema amigable e intuitivo para su utilización. El gestor de paquetes, imita a Synaptic, en lo que hace apariencia y comportamiento. Por el momento, el repositorio de programas es algo reducido, con algo mas de 2000 paquetes disponibles. Esperemos que vaya creciendo a medida que OpenIndiana vaya creciendo también. Uno de los puntos mas destacables es ZFS Snapshot Manager, que proporciona una interfaz muy agradable para una captura.

Sistema de Administración y Seguridad

Esa espina que yo tenia clavada en mis dudas, concierne a la seguridad en OpenIndiana. Y muy especialmente esa posibilidad de acceso al nivel root. En Instalador, éste indica que la cuenta creada durante el procedimiento de instalación, tiene acceso a root. Lo que no parece ser el caso en otros tipos de acción administrativa, para las que me fuera solicitada la clave, procediendo a brindar la clave root. La primer vez que me enfrenté a esto, y mi clave fuera rechazada, me percaté que la clave creada durante el proceso de instalación corresponde al root. Al proceder a la creación de una contraseña para root, toda la configuración del sistema cambió. Ahí me encontré con la contraseña root, y, yo, con mi nivel de usuario ya no pude acceder a elevar mis permisos. Entonces entré en el administrador de usuarios, y procedí a cambiar mi rol como usuario, lo que tendría como consecuencia un aumento en mis permisos y nivel de usuario. Pero me percaté de una cosa, ¡todo esto lo había hecho con mi propio nivel de usuario!.

Descendiendo por el menú de las herramientas de administración me encontré que podía usar prácticamente la mitad, es decir, podía cambiar la configuración con solo dar la contraseña de root, mientras que la otra mitad me negaría el acceso aduciendo que a mi cuenta de usuario no le estaba permitido actuar como root. ¡Incluso con la contraseña de root!. Estoy seguro que debe existir algún rol que se pueda cambiar para hacer que mi cuenta pueda a traves de su trabajar en todos lados. Pero, no deja de ser muy molesta este tipo de incompatibilidad. ¿Por qué la seguridad ha sido configurada de esta manera, que por defecto, se puedan manejar fácilmente los paquetes del sistema y las cuentas pero no pueda cambiar la configuración del núcleo de archivos y los servicios del sistema?. Y hablando de servicios, como era dable de esperar en un sistema operativo que tiene su ascendencia en servidores, el sistema operativo se ejecuta en un shell seguro con Sendmail por defecto. Pero, por debajo de su configuración predeterminada, es incapaz de conectarse a un servidor remoto.

OpenIndiana dev-146 - Sistema de gestión de los procesos (La imagen a tamaño completo: 508KB resolución, 1280x1024 píxeles)
OpenIndiana dev-146 - Sistema de gestión de los procesos (La imagen a tamaño completo: 508KB resolución, 1280x1024 píxeles)

Conclusiones

Tal vez no se justo emitir un juicio crítico que podría ser demasiado temprano dada la juventud de OpenIndiana, quien esta frente a su primer lanzamiento. Este es un principio, el problema es que esta oferta inicial se presentaba casi como una primera versión Beta de lo que sería la versión final. El sistema es estable, y tiene muy buenas características. Me gusto el programa de instalación y la herramienta de administración de dispositivos, ¡un gran punto a favor del sistema operativo!. En lo que hace al soporte de hardware, y con relación a OpenSolaris hace un año, éste ha mejorado. Pero el sistema es pesado, con una débil posibilidad de remontar los privilegios de usuario y un repositorio que todavía es pequeño.

OpenIndiana es una opción poco atractiva para un sistema de escritorio por el momento.

Esperemos que estos problemas se vayan arreglando y que el proyecto vaya madurando.

Y hay otro tema que debería abordarse. OpenIndiana parece haber perdido el rumbo, es un sistema que en sus raíces viene de servidor, pero se ha convertido en un devorador de memoria, posee un escritorio y un instalador gráfico. Por otra parte, carece de toda una gama de aplicaciones y controladores esperables en un sistema de escritorio. Algunas personas me han dicho que no es otra cosa que un ámbito de pruebas para las personas que migran, pruebas y desarrollo a través de plataformas, pero… si ese es el caso, ¿dónde están las herramientas de gran desarrollo y virtualización?.

Esas maravillosas herramientas que atraían la gente a OpenSolaris (Dtrace y ZFS) han sido portadas a otros sistemas operativos. OpenIndiana no es una vitrina que muestre la tecnologia Sun/Oracle, todo lo que realmente hace es brindar a la gente una versión código abierto de Solaris. Si a Usted le gusta esos sistemas operativos a los que hay que ir ajustando, entonces supongo que OpenIndiana es todo lo que Usted espera. Como fan del ex Solaris yo tenía la esperanza de encontrar ese algo mas, algo que el sistema operativo me sacaría de su sombrero, y nada de eso he encontrado.

No podemos decir que OpenIndiana sea un mal sistema operativo, pero salvo por curiosidad, no he encontrado otra razón para ejecutarlo y quedarme con él.

2 réflexions sur “ Acogiendo con beneplácito a OpenIndiana ”

  1. Hola, yo tambien estuve probando el sistema y obtuve los mismos resultados salvo que el inicio si me fue rapido, tuve problemas con firefox ya que tiene un problema de xml y el navegador no arranca, los mismos resultados fueron tanto para el live dvd como para la instalacion, pero me gustaria saber ¿que otro navegador puedo incorporar en la instalacion? ya que opera dejo de desarrollar para opensolaris.

    1. Hola Frank,

      ¿Y no has probado de manera directa, descargar el paquete Firefox desde su sitio y descomprimirlo en un directorio como /opt, y arrancarlo desde ahí, creando un acceso directo desde la home?

      ¡Yo digo nada mas! porque a lo mejor es la versión que se encuentra instalada en OpenIndiana la que esta incorrectamente configurada! y esta podría ser una solución, aunque poco ortodoxa, que te solucionaría el problema.

      Cierto que este tipo de solución yo lo he probado con Linux (Debian y Arch Linux) y no con OpenIndiana. Pero a lo mejor… ¡uno nunca sabe!

      Saludos, y gracias por tu comentario.

      GEP

Les commentaires sont fermés.